Creado en: noviembre 3, 2020 a las 08:52 am.

Calixto Callava: la tumba brava

Calixto Callava arribó a su 90 cumpleaños y 30 de su fallecimiento en La Habana. Nació en el barrio de Belén (San Isidro) de La Habana Vieja, zona rumbera. Fue muy conocido por aquel bolero antológico que grabó Vicentico Valdés: Lo añoro Yo tendré una como tú, tan linda.

Nace justamente el 14 de octubre de 1930 y fallece el 16 de diciembre de 1990, cuando en La Habana estallaba el inicio del Boom de la timba rumbeada cubana. «Cuando yo nací, estaban de moda los septetos de sones; perola conga y la rumba estaban a flor de piel en esa zona arrabalera donde nací. La pobreza era horrorosa, soñaba algún día con cambiar mi vida. Un buen día me escondí como polizonte, en la bodega de un barco rumbo a México. Difícil que a un descendiente de africano le pudiera ir bien en la ciudad, las noches eran interminables y frías, caminaba por calles y callejones muy distintos a los de mi Habana. Pero habían figuras como yo, que se iban imponiendo como Silvestre Méndez, Vicentico Valdés, Chocolate, José Dolores Quiñones, Benny Moré y algunos que otros. Finalmente regresó a Cuba sin penas, ni glorias; pero con algunas nuevas canciones: México, Distrito Federal, Mande usted, México que grande eres».

Calixto pensó que era mejor trabajar en el puerto de La Habana que estar botao en México, parafraseando al rockero Davis Blanco. «Te digo que en mis guaguancó siempre reflejé a mi gente y la vida del puerto habanero».

Con mucha más sensibilidad, con más experiencia, Calixto se inspira en una de esas mujeres hermosas que engalanaban la ciudad. «Le puse melodía y con una inspiración especial salió esa canción que Vicentico Valdés llevó por toda América: Lo añoro».

Debo decir que, al que Vicentico le cantara un bolero, ya estaba en la historia, todo lo que tocaba lo convertía en oro, como me dijo en su propia oficina el compositor Alberto Vera, amigo de Vicentico.

«Yo era amigo de Pedro Izquierdo “Pello el Afrokán”, él había nacido en el barrio de Jesús María. Hicimos como un dúo, cuando aquello el Pello era tapicero y estaba luchando con la música y con el plato de comida. El mambo estaba duro».

Por esos días Calixto compone una rumba titulada El callejón de los rumberos: Cerca del mar / está el callejón de mis recuerdos / y la propia mar / donde trabajo yo. // Se está divirtiendo la gente / a mí me gusta el ambiente / me voy para allá. / Desde el patio de la casa, / donde vivo yo, / siento sonar los tambores / que son primores / porque tienen sabor…/.

En la zona del puerto, Calixto se desenvolvía como estibador y se une a Chan, al Chori, a Pancho Quinto para formar lo que sería el grupo rumbero más antiguo de La Habana: Guaguancó Marítimo Portuario Zona 5 que alcanza premios y triunfos. Ese grupo se convertiría después en el grupo YorubaAndabo.

Con ellos compuso: La tumba brava, El congo, Guaguancó sabroso, Mi puchunga de amor, Inútil espera, Taguiri, Tiembla tierra, Tumbayaya, Mi guaguancó si da la hora. También escribió: Canta la ceiba, Tumbayaya (para Raúl Planas con Rumbavana), baila la palma real, que pasa al repertorio de Los Van Van de Juan Formell.

Con esos tres temas grabados por Vicentico Valdés, Raúl Planas con Rumbavana y Juan Formell con Los Van Van, Calixto pasa a la historia, sin contar todas esas rumbas que son para siempre.

Cuando Pello el Afrokán triunfa con el ritmo mozambique, lo seleccionan para el Music Hall de Cuba y no se olvidó de su amigo de los tiempos, de las verdes y las maduras. Logran presentarse nada menos que en el teatro Olympia de París y recorrerían Polonia, Berlín y la Unión Soviética. Con la banda del Pello, Calixto lleva su mozambique: Lo bailo solo.

El triunfo llegó un poco tarde, pero llegó. Calixto Callava llevaba su arte por Europa y dejaba dos grabaciones que ya están en la historia.

FUENTE:

María del Carmen Mestas, Pasión de rumbero.

Informaciones de Pedro Izquierdo, Juan Formell, Alberto Vera, Yosvani del Pino y entrevista con el compositor y rumbero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.