Creado en: enero 1, 2021 a las 10:32 am.

Gloria Young: demostré que la diplomacia cultural puede lograr grandes intercambios (I)

Gloria Young es escritora panameña, profesora de la Universidad Latina de Panamá, politóloga, diplomática, Máster en Sistemas Educativos, conferencista internacional y Promotora cultural.

Dentro de su intensa y diversa vida profesional, se ha desempeñado en cargos diplomáticos en los cuales ha dejado su impronta. Fue Embajadora de Panamá ante las Naciones Unidas en Viena, en Austria y en Marruecos. Desde 2016 es Embajadora de la Paz por el Círculo Universal de Embajadores de la Paz con sede en Suiza & Francia.

Gloria, es una mujer de acción. Destaca por su sencillez y su impetuoso empeño en hacer y promover la justicia a su alrededor.

La conocí en La Feria del Libro de Panamá, en aquel momento promovía su libro  publicado por la Editorial Fuga. Me llamó la atención la rotunda pregunta del título  ¿Cómo ganar mi primera elección, siendo mujer?, incentivando a la mujer a ocupar cargos políticos. Ella se mantenía sonriente en el Stand firmando cada libro vendido y conversando con quienes lo compraban, que por supuesto, eran mujeres. A las que respondía con sinceridad cada pregunta. Al cabo de las tres horas, ya no quedaban ejemplares.

Le pregunté que había hecho para conseguir venderlos todos y me dijo sonriente: —Creer en mí misma.

Unidas por intereses comunes, como la literatura y los estudios de géneros, nuestra amistad se afianzó. Verla siempre mediante las redes, y de las más diversas formas posibles, defender los derechos de la mujer, ha profundizado mi admiración y respeto.

Hace unos días le pedí esta entrevista y accedió amablemente. Agradezco que haya dedicado su limitado  tiempo en dedicarnos estas palabras.

¿Cuéntanos sobre tus obras publicadas y premios?

Tengo más de una veintena de libros publicados en los géneros de poesía y ensayo. En poesía los más recientes son:  Rien À Cacher, Nada que ocultar, Desatado el corazón, Templo de Agua.

Laberinto (Ediciones CEMP, colección Palabra de Mujer, Panamá, 1992),  Manifiesto desde mi ventana (Panamá, 1988), Fiebre (Universidad de Panamá, 1987).

He sido antologada en múltiples libros, revistas, nacionales e internacionales y en redes sociales. Entre ellas: Mujer, Prensa y Poesía-Entrevistas y poemas (Antología, Panamá, 1993), Hotel La Voz aún no quemada (Antología de la invasión, Panamá, 1990), Historia viva de Panamá en los versos de 10 mujeres; Maida Watson; Fuga editores, 2012, Del Barú al Ancón, 10 escritoras panameñas; Edunachi, 2012; bajo la autoría de Aura Gonzáles y Rafael Ruiloba. Con solo tu nombre y un poco de silencio; Editorial Universidad Tecnológica 2012, antologada por Héctor Collado. Con mano de mujer, Editorial Educa, Costa Rica, antóloga, Magda Zavala. Coautora del libro Actas del Foro Liderazgo Femenino – (Ediciones del Laboratorio de Investigación de Marruecos y el mundo Ibero e Iberoamericano –Universidad Hassan II, Casablanca, 2018).

Autora del libro ¿Cómo ganar mi primera elección, siendo mujer?, Editorial Fuga, Panamá, 2012, bajo el auspicio del Instituto Nacional de la Mujer. 9 ediciones en CD hasta 2014. Autora de la Guía: Recaudación de fondos para tu campaña electoral -sin embargo, el dinero no lo es todo-; Edición del Instituto Nacional de la Mujer, junio 2019. Reeditado por el PNUD y APARLEXPA, septiembre, 2019.

¿De tu obra con qué títulos te sientes más identificada? ¿Cuál te gusta más?

No tengo una obra preferida. Porque eso solo es momentáneo. Mi preferida siempre es la que estoy escribiendo. Esa es siempre la que me gusta más.

Tienes una intensa y diversa vida profesional, te desempeñas en cargos diplomáticos en los cuales has dejado tu impronta, has sido Embajadora de Panamá ante las Naciones Unidas en Viena, en Austria y en Marruecos. Eres Embajadora de la Paz por el Círculo Universal de Embajadores de la Paz con sede en Suiza & Francia (2016 a la actualidad). Y además eres Politóloga, Máster en Sistemas Educativos con especialidad en Supervisión y Currículum, conferencista internacional y Promotora cultural. Dentro de esta multiplicidad de labores ¿En qué crees que una afecta a la otra? ¿En qué crees que lo beneficia? ¿Has tenido resultados relevantes como Embajadora? ¿Cuáles? ¿Proyectos futuros?

Mi actividad política siempre ha afectado mis otras facetas. Le resta tiempo a la poesía, a la docencia, incluso a la familia. Sin embargo, siempre trato de encontrar tiempo para todo lo que es parte de mí. Igualmente, es justamente esa experiencia política y mi militancia feminista, la que le da un toque diferente a mi obra.

Como Embajadora desarrollé interesantes y necesarios proyectos de Cooperación Sur- Sur y Triangular entre mi país y aquellos donde estuve asignada, en el ámbito cultural, económico, logístico, político y diplomático. Lo más importante es que las relaciones entre los diversos actores de la sociedad civil han seguido relacionándose y produciendo nuevos programas, acciones, proyectos, que siguen uniendo a nuestros pueblos.

Es conocido que trabajas arduamente contra la violencia femenina, para el empoderamiento de la mujer, otorgándole a la realidad social que te circunda una visión de equidad desde el género. ¿Qué ideas te condujeron a especializarte en esta temática? ¿Cuáles han sido tus mayores logros? ¿Cuáles tus proyectos futuros? ¿Cuáles crees que sean los principales desafíos de la mujer contemporánea? ¿Desde qué posición se puede colaborar en este sentido? ¿La literatura y la diplomacia pueden servir para este propósito?

El feminismo y mi militancia en el movimiento organizado de mujeres empezaron en la ciudad de México en la década del ´70. Así que ya llevamos algunos buenos años en esta lucha. Participaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores de México, en la célula internacional. Tuve de maestras, a las feministas de entonces, que se transformarían en las más connotadas feministas de las décadas del ´80 y ´90 no sólo en México, sino en América Latina, organizadas en Mujeres en Acción Solidaria (MAS), Movimiento Nacional de Mujeres (MNM), Movimiento de Liberación de la Mujer (MLM), Colectivo La Revuelta, Colectivo de Mujeres y Lucha Feminista. Los temas que me enseñaron a luchar por mis derechos y por los de otras mujeres giraron en torno la maternidad voluntaria, la doble jornada de trabajo, la sexualidad, la subordinación, la discriminación, entre otros.

La revista Fem, que fundara la guatemalteca Alaíde Foppa, fue otro referente en mi formación. Allí pude tener contacto cercano con Elena Poniatowska y un grupo de feministas intelectuales, escritoras, de primera línea. Fem publicó artículos míos, ya estando yo en Panamá.

A finales de la década de los ´70, surge el Grupo Autónomo de Mujeres Universitarias (GAMU), donde participaban profesionales de la psicología, sociología, economía, derecho y otras especialidades, la mayoría, militantes de los partidos políticos de izquierda y centro izquierda. Ellas también influyeron en mi formación. El GAMU organizó el primer Foro Universitario de las Mujeres en México, en 1984.

Los Encuentros Internacionales Feministas Latinoamericanos y del Caribe, fueron un espacio importante en mi desempeño, ya como escritora, facilitadora de talleres, conferencista. Se realizaron en diferentes partes de nuestra región. En Panamá, organizamos el Primer Encuentro Nacional de Mujeres y creamos el TEM (Taller de Estudios de la Mujer), realizando programas de televisión en Canal 11 (hoy, SERTV), editando revistas y realizando múltiples acciones a favor de la mujer.

En 1994 fundé El Centro de Apoyo a la Mujer Maltratada (CAMM). Y en el 2004 la Asociación de Parlamentarias y Exparlamentarias de la República de Panamá (APARLEXPA) presidiendo ambas actualmente.

Además, me desempeño como Directora Ejecutiva del Centro de Estudios y Competencias en Género de la Universidad Latina de Panamá (CECGE). Estoy más concentrada en la formación y capacitación de mujeres políticas para ofertar al electorado panameño, una generación de mujeres que puedan acceder a espacios de decisión para que logren hacer la diferencia. Llevo adelante la organización y coordinación de los Diplomados Internacionales en Liderazgo y Estrategias Electorales para Mujeres.

Esta formación y experiencias me ayudaron mucho en mi gestión como legisladora de la República. Diseñé e impulsé lo que se conoce como la Ley 4 de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres. Su reglamentación ha logrado la creación de todos los espacios e instituciones que trabajan por la mujer en el país.

Los desafíos están dados en cuanto a las nuevas leyes que hay que promulgar en beneficio de las mujeres. Hoy día, hemos luchado por lograr la Ley de Acoso y Violencia Política contra las mujeres. Finalmente la logramos y ahora es ley 184 del 25 de noviembre de 2020, de la República: Ley de Violencia Política contra la mujer.

Demostré que la diplomacia cultural puede lograr grandes intercambios y producciones en el ámbito literario, musical, teatral, de las artes plásticas, cinematográfico y a través de la danza. Es algo que no se ha detenido y cada vez que tengo oportunidad, impulso un nuevo proyecto en esa vía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.