Creado en: diciembre 9, 2021 a las 08:32 am.

A los 55 años de vida de Roly Peña

Roly Peña / Foto de Laura Patricia Ruiz Ledón, tomada de Alma Mater

El carismático y multifacético actor y director de la televisión cubana Roly Peña está hoy de cumpleaños y bien vale una felicitación grande, porque así ha sido su obra a través de estos 55 años de vida. Su carisma está demostrado y lo de multifacético le viene desde su formación: inicialmente como instructor de teatro, donde recibió tres años de actuación y uno de dirección teatral, y posteriormente se graduó como Licenciado en Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual, con el perfil de dirección, en la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), del Instituto Superior de Arte.

Recordar sus memorables actuaciones – desde los años 80 del pasado siglo – y su dirección en documentales y series imprescindibles – más recientemente – dan fe de su reconocido talento y de que nunca ha dejado esa dualidad en el set. Para confirmarlo está su paso por telenovelas como “El eco de las piedras”, aventuras como “Descamisados”, en el programa infantil “La hora de las brujas”, en las películas “Una novia para David” y “La vida en rosa” o en seriados radiales, por solo citar algunos ejemplos. Cuando recordamos que es el mismo que realizó exitosas series como “Coco Verde” y “El elegido del tiempo”, el serial policíaco “UNO”, de gran aceptación de público, y los inolvidables docudramas históricos “Dos Ríos, el enigma”, “Duaba: La odisea del honor” y “LCB: La otra guerra”, no nos deja margen a dudas.

Miembro de la UNEAC, de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales y del Movimiento Nacional de Video, se define fundamentalmente como un hombre de la televisión. Aunque ve en la actuación el importante aporte de autodisciplina que se necesita en el medio, lo asume como un ejercicio necesario de relajación pues, según ha dicho, “cuando estoy muy contraído en mi trabajo como director, necesito actuar, porque así descompresiono”.

Sin embargo, ha confesado que siempre vio la vida dentro del arte como director y, entre los géneros, le otorga un alto valor al documental, con el que quiere rendir tributo y expresar respeto a quienes nos antecedieron. “Yo quiero contar verdades”, ha declarado, y por eso se ha propuesto convencer de que la temática histórica puede ser contada audiovisualmente de una manera que resulte atractiva: “la historia de Cuba es muy bella, muy intensa, con una cantidad de pasiones, de intrigas y, a larga, es nuestra identidad, lo que somos hoy”.

Desde ese sueño se han materializado ya varios proyectos y tiene otros en elaboración, siempre pensando en dirigir su obra a la juventud, a los que califica como el “mejor público”, pues están en plena formación: “el joven absorbe rápido y es, además, el mejor amplificador que hay, por problemas de energía”. De todas formas, en su multidisciplinaria formación incursiona en otros estilos y estéticas porque, como ha expresado: “no hay placer más grande para un realizador que ver a la gente pasar un buen rato” con la obra que realiza.

Desde temprano se vinculó a la formación de jóvenes, cuando entre 1986 y 1987 fue director de la brigada de instructores de arte 20 Aniversario de Cienfuegos, hasta la actualidad como profesor del ISA, en la facultad de cine, radio y televisión en la especialidad de dirección de televisión.

Su dedicada labor ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio Caracol a la mejor dirección para obra seriada en dos ocasiones (por “Enigma de un verano”, en 2001; y “Coco verde”, en 2003), otorgados por la Asociación de Cine Radio y Televisión de la UNEAC. Su más reciente éxito, junto a Alejandro Pérez, fue la entrega del Premio Lucas en 2021 como mejor video del año, por el audiovisual realizado a la interpretación de Santiago Feliú de la canción “El Mambí”, de Luis Casas Romero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.