Creado en: septiembre 1, 2020 a las 11:05 am.

Nersys Felipe / Foto Uneac PR

«De figura imprescindible de las letras en Cuba y un orgullo de Pinar del Río» catalogó este lunes el escritor cubano Nelson Simón, a la poetisa y narradora  Nersys Felipe, quien celebró rodeada de amigos sus 85 años de edad.

Simón, al frente del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el occidental territorio, reconoció a Nersys también como «la madre de la literatura para niños», pues con su Premio Nacional en el 2011, dijo, los escritores para ese segmento de público «comenzamos a ser más reconocidos».

Música, teatro y conversatorios amenizaron la jornada de festejos, donde la Peña Desde África vinieron –conducida por Marcia Jiménez, Vicepresidenta de la UNEAC—, analizó el folklore en la obra de la también fundadora del Grupo de Teatro Guiñol en Pinar del Río.

Dos veces merecedora del Premio Casa de las Américas por Cuentos de Guane y Román Elé, Nersys Felipe Herrera tiene en su producción literaria importates obras para varias generaciones de lectores, consideradas asimismo propuestas emblemáticas de la mejor literatura cubana para niños y jóvenes.

Entre ellas Maísa, Música y colores, El duende pintor, Pajuela Fina, Pepe y la chata, Tilín de oro y Corazón de libélula,esta última publicada en el 2006, bajo el sello de Ediciones UNIÓN.

A la también profesora pinareña estuvo dedicada la XXIII Edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, y de ella expresó en el 2011 la intelectual cubana Zuleica Román: «(…) Nersys es junto a Dora Alonso una de las escritoras cubanas más importantes del siglo XX y XXI, ha sido una persona importantísima para dos generaciones de cubanos que hemos aprendido a conocer la historia, la cultura, la flora y la fauna de nuestro país con sus historias. Además, es una persona sencillamente encantadora, un ser humano único, casi perfecto, quizás como solo defecto que a veces es demasiado tímida, pero es insuperable».

Por el efecto emocional que transmiten sus historias ha sido reconocida también entre los clásicos de las letras cubanas para niños, pero a ella más que los premios y las definiciones, lo que le importa –confiesa—, es el cariño de la gente.

«(…) Si yo pierdo el amor de mi gente, de ustedes, de mi familia, qué me queda (…)», expresaría hace nueve años al otorgarle el Premio Nacional de Literatura.

Para fetejar el cumpleaños 85 de la narradora de Vueltabajo finalizó este lunes la jornada virtual, convocada por la UNEAC en el territorio el pasado 24 de agosto, en la que los usuarios contaron en las distintas plataformas digitales las experiencias vividas con su obra.

Este lunes, también se realizó el espacio Bolereando en la sede pinareña de la UNEAC, donde participaron María Elena Lazo, Alfredo Rodríguez (El Indio), La Mora, Neysa Beatriz, Maykel Castillo, Kiko Tendencia y los acompañantes Leslie Salazar y Edael Espinosa.   

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.