Creado en: noviembre 30, 2021 a las 10:14 am.

Edición especial de la Revista de la Biblioteca Nacional: resplandeciente documento científico

Foto Cortesía de la Biblioteca Nacional José Martí


Desde la visión muchas veces única de nuestra revista, el lector tiene ante sí un resplandeciente documento científico de la tupida urdimbre de historia y cultura cubanas, translucido vitral de la riqueza patria, afirmó Omar Valiño Cedré, director de la Biblioteca Nacional José Martí, en la presentación del número especial de la revista de esa prestigiosa institución.
La edición antológica de la publicación (tomo I), considerada como una joya trascendental de las letras y la cultura cubanas, fue dada a conocer en la Sala de Colección Cubana de la prestigiosa institución que celebra este año su aniversario 120, ocasión en que Valiño encomió la calidad de sus contenidos y por la valía de sus firmas.


El destacado intelectual afirmó que este título especial de la BNJM, estará en la venidera Feria Internacional del Libro de La Habana y resaltó que por su importancia merece la mayor circulación posible. Asimismo dijo que próximamente aparecerá, en PDF, en la página web de la institución, al alcance de todos cuantos deseen consultar esta excelente obra de la cultura cubana.


En las palabras introductorias del volumen, publicadas en la sección Umbral bajo el título De la importancia de un papiro, leídas ante los presentes, el director de la BNJM subraya: Si una publicación es, por antonomasia, una selección de penetrantes miradas sobre el entorno y un vívido diálogo sincrónico con cada instante que refleja, en el transcurso del tiempo se convierte en antología natural de una época, apunta Valiño.


Y seguidamente apunta: Mural de un largo siglo es la Revista de la BNJM, desde los albores del XX hasta las primeras décadas de la centuria presente. Ella recorre como espina dorsal, prácticamente, los 120 años de la Biblioteca Nacional y es testimonio de los avatares, esfuerzos y alcances de esta noble institución.


Mientras hace valer el trascendental acumulado de la Revista, la BNJM lega en dos tomos de papel impreso, solidos como piedra horadada, la importancia de un papiro, enfatiza.
En la página web de la BNJM
La jefa de redacción de la revista, Araceli García Carranza, comentó difícil trabajo de selección de los textos, tarea que acometió junto con Rafael Acosta de Arriba, director del importante medio impreso, a quien calificó como el principal gestor de la idea. Ambos tuvieron que escoger entre una enorme cantidad de escritos de reconocidos autores los que finalmente integran este proyecto donde está representado un importante segmento de lo más valioso de las letras cubanas del siglo XX.


Acosta de Arriba, explicó que esta intensión se remonta a los años iniciales de la década de los 90 del pasado siglo, hacia los tiempos finales de su estancia de tres años en la BNJM, época difícil tras la llegada del periodo especial, y desde entonces estaba engavetada.


Los 120 años de la BNJM era el momento ideal para reactivarla. Me puse e acuerdo con Aracelis y nos entregamos a esta tarea para la cual hicimos un listado de los textos que debían de estar en esta antología, en lo que fue muy valioso el conocimiento preciso que ella tiene sobre la revista y la vida de la Biblioteca.


Señaló que para diciembre o enero próximos posiblemente verá la luz el tomo número 2, e indicó que en el volumen que ahora se presenta se incluyen 24 trabajos, mientras que el segundo contará con 26, para un total de medio centenar de importantes valoraciones críticas de autores que durante cien años han colaborado, en distintas épocas, con esta revista; en tanto reconoció que algunos de esos escritor, demasiado extensos, no fue posible incluirlos en la selección debido a las limitaciones en el proceso de encuadernación.


Acentuó que en esta labor los animó la posibilidad de que en su aniversario 120 la BNJM tuviera un libro salido de las entrañas de las institución y su homenaje más lindo. Esta es una obra, dijo, que tiene una concepción muy elemental: la cultura como suma y tradición; en tanto reconoció la labor del equipo que hizo posible esta entrega, al que calificó de guerrilleros, entre los que se destacaron Yolanda Núñez, Yanelys Encinosa (edición), Olga Vega, Vilma Ponce, Maribel Duarte, Johan Moya y Mabiel Hidalgo, todos igualmente miembros del consejo de redacción de la publicación. También elogió la labor de Nurien de Armas, en la corrección; José A. González, en el diseño y realización; Audín Pérez y Gosou Yáñez, en la digitalización; y Juan Carlos Fernández, en la traducción. El diseño original estuvo a cargo de Yamilé Moya y Edgar Gómez. Todos bajo la exigente mirada del jefe de publicaciones, Johan Moya.


Igualmente aparecido en la sección Umbral del impreso, Acosta de Arriba expresa en su texto que las publicaciones literarias y de ciencias sociales son instrumentos de examen y registro de lo que se piensa y escribe dentro de una cultura, son termómetros de la creación, ellas sostienen, divulgan y discuten el movimiento de ideas en tiempo real, de ahí su valor intrínseco. En el caso específico de la república letrada cubana, la tradición de excelentes revistas es notable desde los albores mismos de la nación. El siglo XIX fue fecundo en ese sentido y el XX no fue menos, quizás con el valor añadido de la colocación definitiva del país en el concierto de las naciones del mundo, a partir de 1959, y el reconocimiento universal a una isla pequeña con una cultura enorme.


La Revista de la BMJM añade pertenece a esa tradición y la ha enriquecido. Precisamente, la riqueza de sus contenidos, la autoridad y prestigio de las firmas que han colaborado a lo largo de la historia en sus páginas, dificultaron la selección, pero, a la vez, legitimaron el resultado de la misma. Por tales razones, esta es una entrega realmente especial.
Reconoció la impronta de personas que trabajaron en las épocas más recientes en la Revista, ya sea como editoras o secretarias de Redacción, estamos hablando de 112 años de su existencia y cuya presencia y contribución serán recordados por siempre: Siomara Sánchez, Josefina García Carranza, Graziella Pogolotti, Maria Luisa Antuña, Salvador Bueno, Carmen Suárez, Luisa Campuzano y Marta Beatriz Armenteros. A todos nuestra gratitud y respeto.


Esta histórica edición (tomo I) recoge buena parte de los más destacados escritos aparecidos en los 167 números de la Revista de la BNJM en sus 112 años de existencia (1909-2021); con firmas como las de Domingo Figarola-Caneda, Francisco de Paula Coronado, Emilio Ballagas, Juan Miguel Dihigo Mestre, Lilia _Castero de Morales, Manuel isidro Méndez, Hortensia Pichardo, Gabriela Mistral, Enrique Gay-Calbó, Argeliers León, José Lezama Lima, Manuel Moreno Fraginals, Salvador Bueno, Eliseo Diego, Elías Entralgo, Graziella Pogolotti, Luis F. Le Roy y Gálvez, Julio Le Riverend, Jorge Ibarra, Pedro Deschamps Chapeaux, Cintio Vitier, Zoila Lapique Becali, Fina García Marruz, y Octavio Smith.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.