Creado en: diciembre 29, 2020 a las 02:22 pm.

Premian en Las Tunas concursos de décima y glosa

Hebert Toranzo obtuvo el premio Cucalambé en décima escrita/Foto: Yelaine Martínez/Tomada de su perfil de Facebook

La Casa Iberoamericana de la Décima en Las Tunas ha cumplido 27 años de incesante quehacer en la defensa de las raíces culturales que definen tanto a esta provincia como a Cuba en lo referido a las tradiciones populares campesinas.

Como parte de los festejos por el onomástico se premiaron los concursos de décima y glosas, Cucalambé y Canto alrededor del punto, respectivamente.

El cuaderno Pruebas de la existencia del avileño Hebert Toranzo Falcón, se alzó con el premio Cucalambé en décima escrita, al resaltar entre las 40 obras presentadas a la lid literaria por su ritmo, unidad temática, frescura y desenfado en una escritura que constituye un viaje a la esencia de la décima y a la belleza del texto tradicional.

Cuestiones todas valoradas por el jurado que estuvo integrado por Edel Morales (La Habana), Alexander Aguilar (Granma) y Otilio Carvajal (Santa Clara/ presidente), quienes resaltaron además al autor por el dominio de la estrofa y la abundancia lingüística de los textos.

En conversación con el Periódico 26, Toranzo Falcón expresó que “abordo en esas páginas los límites del ser humano, del ser y la existencia, lo efímero de la vida”.

Se decidió además entregar una mención especial al joven Raúl Leyva Pupo por el volumen Punta de lanza. Novel escritor que ha demostrado su calidad escritural en diversos espacios competitivos o no.

En el apartado correspondiente al concurso de glosas Canto alrededor del punto, los premios fueron acaparados por tres tuneros: Armando López Carralero –Premio único por Extraña condición-; Miguel Mariano Piñero –Primera Mención por Elegía inconclusa– y Aleido Rodríguez Cabrera –Segunda Mención por Crónica de oficio.

Por otra parte el premio colateral que otorga la Fundación Nicolás Guillén en la provincia recayó en el cienfueguero Alexéi Ocaña con el libro Glosa de Esquilo.

Para el concurso de glosas el jurado estuvo integrado por Olga Lidia Pérez Rodríguez (La Habana), Domingo Peña (Camagüey) y el cantautor de Las Tunas Freddy Laffita, quien en declaraciones al Periódico26 señaló:

“Habría que empezar diciendo que hemos notado que en los últimos 10 o 12 años está sucediendo algo significativo. Tanto el concurso con el nombre del bardo bucólico mayor del siglo XIX cubano como el dedicado a Adolfo Martí (primer ganador del premio Cucalambé), están en mayoría de edad, y en esto pesa mucho la calidad de las obras enviadas y la calidad de los jurados que se escogen para estas lides”.

“En esta ocasión, nuevamente, hemos corroborado que la décima está en muy buen nivel. Ha ganado lo mejor, bajo mucho escrutinio. Lo interesante en el presente año es que no solo los premios, hasta las menciones incluyen poemas muy bien logrados desde todos los puntos de vista”.

Convocados de manera demorada debido a la Covid-19, los concursos de décima y glosa corroboran la calidad poética de aquellos que aún apuestan por géneros identitarios dentro de la literatura nacional, y que tienen un punto álgido durante la Jornada Cucalambeana, evento que también pasó a celebrarse este año de manera virtual debido a la pandemia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.