Creado en: mayo 13, 2022 a las 07:33 am.

Proyecto pictórico revela horror del fascismo en Europa y dictaduras militares en América Latina

El rigor técnico, el oficio de pintor y la formación del autor en las más rigurosas academias están presentes en  la exposición personal Guerra al Fascismo del artista de la plástica René de la Torre Aguilar. Los espectadores la pueden visualizar en la Galería Julián Morales  de la filial camagüeyana de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

La muestra la integra un conjunto de 22 obras en las que Torre Aguilar utiliza los más disímiles soportes para expresar sus impresiones: plumillas, óleo, tintas, oleo-tinta,  colografía, técnica mixta y arte digital.  Las piezas no tienen una unidad de estilo. Abarca más de cuatro década de creación a partir de diversos aniversarios de victorias.

Guerra al Fascismo revela el horror, hechos destatados por esta ideología en Europa y dictaduras militares en América Latina. La propuesta insta al espectador a concentrarse en el mensaje de la tragedia humana. Olvidar qué fue, es y sería el neofascismo  y sus consecuencias  devastadoras para la humanidad, constituiría un error. 

«La batalla contra ese engendro para su exterminio de nuestro planeta, requiere del empleo de todos los medios» opinó el artista, quien recurre al arte como arma de la revolución universal y refleja al hombre en esa lucha latente contra las fuerzas que lo sostienen.

No se puede olvidar la historia para que los tormentos que padeció la humanidad no se repitan jamás. Lo que hicieron y hacen en la actualidad los fascistas no es propio de los humanos. Deviene testimonio de luchas, dolores y victorias contadas por el artista a través de los trazos.

René es considerado: «Maestro en la pintura, el dibujo, grabado y otras manifestaciones creadoras en las cuales ha incursionado largamente, empleando los más diversos estilos y aprovechando todo cuanto tienen de bueno las múltiples corrientes plásticas. Sobresale en su labor, como una constante, su personalidad fecunda en el difícil arte de decir algo nuevo de muy diferentes maneras, indiscutiblemente, facultad de los genuinos creadores».

El creador terminó sus estudios de artes plásticas, en 1965, en la primera Escuela Nacional de Instructores de Arte que se creó en Cuba y radicó en el Comodoro, La Habana, pero desde la infancia demostró vocación hacia la pintura e ingresó a la escuela José Martí, de Camagüey, a principios de la Revolución. Es egresado asimismo, en 1984, del Instituto Estatal de Arte de Kiev, como Máster en pintura.

René de la Torre Aguilar / Foto del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.